toggle menu

Opinión


20 Septiembre, 2018.

Confianza: recias críticas y un Frente Amplio como nueva escopeta de dos cañones

En su ya habitual modus operandi, luego de haberse pronunciado por la mañana a favor de la confianza, izquierdistas votaron en contra. Mientras tanto Villanueva dijo que “la historia recomienza” con aprobación de reformas, por lo que muchos esperan que al día siguiente del referéndum el Gobierno resuelva todos los problemas del país.

Aaron Salomón

| Periodista

Evidentemente el presidente de la República ganó la partida y el Congreso se vio obligado este miércoles a aprobar la cuestión de confianza planteada por el primer ministro César Villanueva, con el fin de que se aprueben los cuatro proyectos de reforma política-judicial enmarcados en las políticas de integridad y lucha contra la corrupción y el fortalecimiento institucional para la gobernabilidad.

Durante su presentación ante el Pleno, Villanueva fue enfático al señalar que “no aceptaremos aprobaciones parciales, sino las cuatro (propuestas de reforma constitucional)”, dado que –mencionó– las reformas expuestas permitirán “iniciar el gran cambio en la historia de este país”.

“La historia recomienza hoy”, exclamó.

Acto seguido, el premier destacó la aprobación de la modificación del putrefacto CNM (ahora denominado Junta Nacional de Justicia). “A pesar de los adjetivos que no son los nuestros ni tampoco vamos a tomarlos en cuenta, este Congreso de manera unánime y sin mayores cambios al ‘mamarracho’, al disparate, lo aprobó por unanimidad histórica”, acotó para sustentar que las propuestas podrían tranquilamente contar con luz verde antes del 4 de octubre para ser sometidas a referendo el 9 de diciembre. Y durante los últimos instantes de su agitada alocución, el también legislador de Alianza Por el Progreso aseguró que Martín Vizcarra no postulará en las elecciones del 2021.

Como era de esperarse, la disertación palaciega no gustó para nada en la Representación Nacional. Parlamentarios de diversas bancadas no dudaron en tomar la palabra y expresar su malestar ante –dijeron– tremendo mensaje confrontacional. Así, el aprista Mauricio Mulder acusó al gobierno de exhibir un doble discurso, dado que a puertas cerradas el jefe de Estado se muestra dialogante y conciliador con la oposición, pero públicamente actúa de forma contraria. Ello –manifestó– quedó demostrado con lo dicho por el premier, quien intentó ponerle plazos al Congreso cuando ya existe un cronograma establecido en la Junta de Portavoces.

De igual forma, el acciopopulista Víctor Andrés García Belaunde lamentó que el premier Villanueva haya dado un “discurso para la calle”. Asimismo, sostuvo que se debe encontrar la manera de evitar que el Ejecutivo a partir de ahora pretenda presentar una cuestión de confianza cuando se le ocurra o alertó cuando se interpele a algún ministro. En el mismo sentido, Javier Velásquez Quesquén (Apra) dijo que “ojalá se hubiera dado la cuestión de confianza porque nos oponemos, por ejemplo, a la reconstrucción del norte del país”. “Mañana cuando interpelemos a un ministro nos van a presentar otra cuestión de confianza”, se quejó.

A su turno, el frenteamplista Justiniano Apaza condenó que cierta prensa deje entrever que los congresistas tienen miedo a un eventual cierre del Parlamento porque perderían sus sueldos. “La política es para servir”, afirmó el izquierdista.

La legisladora fujimorista Luz Salgado, en tanto, sancionó que el premier Villanueva se haya presentando ante la Representación Nacional en un tono altisonante.

Después de casi doce horas de debate –cuya duración podemos calificar de exagerada porque solo tendrían que haber tomado la palabra los voceros–, finalmente el Congreso aprobó el pedido de cuestión de confianza con 82 votos a favor, 22 en contra y 14 abstenciones. Por supuesto, en su habitual modus operandi, luego de haberse pronunciado a favor en la mañana la bancada del Frente Amplio se opuso a la confianza porque reclama llamar a elecciones para crear una nueva Constitución.

¿Qué es lo que viene? Pues bien: si el primer ministro Villanueva ha dicho que con la aprobación de las cuatro reformas “la historia recomienza”, tendríamos entonces que asumir que al día siguiente del referéndum (10 de diciembre) el gobierno resolverá todos los problemas del país (que no son pocos). De no ser así, todo este show mediático no habrá sido más que pura demagogia para ocultar las incompetencias del Ejecutivo.

Y no hay mejor juez que la historia misma, señor Vizcarra.

 

  • La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, señaló desde Arequipa que el Perú no está para golpes de Estado, por lo que criticó la cuestión de confianza planteada por el presidente. 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,