toggle menu

Opinión


3 Abril, 2018.

¡Claro que a la economía sí le importa la política!

Dos puntos de crecimiento ha sido el impacto sobre la inversión privada de una crisis política prolongada. Se frenará la creación de empleo formal y aumentará la informalidad.

Luis Eduardo Falen

| Columnista invitado

Pedro Pablo Kuczynski enfrentó la mayor crisis de gobernabilidad en casi quince años. Luego de la presión mediática que resistiera Toledo para dejar el cargo (en medio de los escándalos de firmas falsas, el caso Almeyda y su muy baja popularidad), ningún otro presidente en ejercicio había enfrentado una situación similar.

Inevitablemente, la alta incertidumbre impacta en la economía. En un reciente trabajo elaborado para Intéligo, estimamos que el impacto de una crisis política prolongada es de hasta 2.0 puntos sobre el crecimiento de la inversión privada. El principal canal de transmisión es el formado por las expectativas empresariales, las cuales tienen un impacto sobre la inversión privada y creación de empleo.

En nuestro escenario base, esperábamos un crecimiento de 4.8% de la inversión privada aunque contábamos con solo 2.8% de persistir el ritmo de tensiones políticas. Esto, sumado a una moderación del gasto público y del consumo de las familias, llevaría a reducir nuestro estimado de crecimiento del PBI de 3.9% a 2.9%.

Y es que la desaceleración económica ha frenado la creación de empleo y aumentado el empleo informal. El bajo crecimiento del empleo formal es insuficiente para incorporar a las personas que ingresan al mercado laboral. Cada año, cerca de 250 mil personas se vuelven parte de la PEA; sin embargo, en el 2017 el empleo formal retrocedió 2.8%, mientras el informal aumentó 5.7%.

Si bien el empleo total aumentó en 314 mil nuevos puestos, esto se da como resultado de una caída del empleo formal de 131 mil empleos, junto a un incremento del empleo informal de 445 mil puestos de trabajo. Al aumentar la participación del empleo informal, un menor porcentaje de trabajadores accederá a un puesto de trabajo más estable y a los beneficios de la protección social (seguro de salud, CTS y pensión de jubilación).

¿Cómo cambiar esta situación? Hacia adelante, el gobierno debe centrarse en ejecutar el gasto que tiene presupuestado en el marco de la reconstrucción y los Juegos Panamericanos. De hecho, los sectores relacionados –construcción y manufactura no primaria– son intensivos en manos de obra. Su reactivación no solo dinamizará la economía por el lado de la inversión pública y privada sino también a través de una mayor generación de empleo y consumo de las familias.

Por el momento, es mejor centrarse en lo urgente y luego en lo importante. ¿Reformas institucionales, flexibilización laboral, desregulación de la economía? Mejor dejemos que en eso piensen los candidatos para el 2021.


Etiquetas: , , , , , , , , , , ,