toggle menu

Opinión


3 Mayo, 2016.

¡Camarón que se duerme (o viaja) termina frito!

PPK debe reaccionar rápido si es que realmente quiere ganar estas elecciones.

Mónica Delta

| Columnista

PPK  debe reaccionar rápido si pretende ganar estas elecciones. Hasta ahora la gente no digiere que se haya ido ocho días a EE. UU. porque es un padre engreidor.

Ese gesto de ir a la graduación de su hija no debió tomarle más de un par de días, salvo que su ausencia haya tenido otras razones. Y, mientras esto ocurría en las tierras del Tío Sam, entre ppkausas se sacaban los ojos: una broncaza entre el exalcalde y fundador del partido, Salvador Heresi, y la mano derecha de Pedro Pablo, Martín Vizcarra, por la vocería. ¡En realidad, por los espacios de poder!

En la colada, saltaron Meche Aráoz y los experuposibilistas —como ha llamado “el ofendido” a Carlos Bruce y Juan Sheput—; todo el espectáculo hecho público cuando los seguidores de Kuczynski podrían haber metido gol de media cancha con los líos de los hermanos Fujimori. Keiko reaccionó al toque, dándole un “estate quieto” a Kenyi, mientras que PPK se reunió con Heresi… ¡cuando la sangre había llegado al río!

El candidato Pedro Pablo Kuczynski tiene que convencer a los que pueden cambiar su voto de que él lleva las riendas. Según la última encuesta de GFK, PPK ya tiene en su intención de voto, prácticamente, a la totalidad de los que en primera vuelta eligieron otras opciones y a los del #NoaKeiko. Por eso subió rápidamente: se trata de aquellos que ni muertos votarían por la otra opción.

La chamba de PPK, sin pestañear, es convencer al que no está convencido, al que duda (un 15% aproximadamente). En eso, Keiko parece estar dispuesta a todo. ¡Es un tema de ganas!  


Etiquetas: , , , , , , , , , ,