toggle menu

Opinión


15 Diciembre, 2017.

Burla al país

PPK se aferra al cargo. En mensaje a la nación el presidente utilizó la más burda de las maniobras haciéndose pasar por "víctima" de la corrupción de Odebrecht.

A ver: First Capital es del señor Sepúlveda. First Capital contrata a PPK para hacer una asesoría financiera para su cliente H2Olmos de Odebrecht. La empresa mafiosa le paga a First Capital sus servicios y esta, a su vez, le paga a PPK, el asesor financiero.

¿Ya entendió cómo Odebrecht terminó pagándole a PPK por intermedio de First Capital su asesoría financiera? ¿Ya entendió a qué se refería Marcelo Odebrecht cuando dijo que contrató de asesor a PPK? ¿A quién quiere atarantar PPK con el cuento de que no es dueño ni socio de First Capital? ¿A quién quiere sorprender con papeles sin sentido?

Sigo: Westfield Capital es una empresa unipersonal de propiedad de PPK. Mientras fue ministro del corrupto Alejandro Toledo la empresa de propiedad de PPK brindó siete asesorías a Odebrecht por más de 700 mil dólares. El administrador de Westfield Capital durante los ministerios de PPK fue el señor Sepúlveda, el mismo dueño de First Capital que contrató a PPK para asesorar H2Olmos de Odebrecht.

¿Ya entendió cuál es la relación entre el PPK, el señor Sepúlveda, First Capital, Westfield Capital y Odebrecht? ¿Ya entendió por qué la empresa de PPK y la de Sepúlveda tienen la misma dirección en Miami? ¿Ya entendió cómo funciona una empresa de lobby con caretas y papeles al gusto? ¿Ya entendió por qué siempre al final del camino está la plata de Odebrecht pagando por asesorías, la Interoceánica y los 20 millones de coima para Alejandro Toledo?

Bueno, si ya lo entendió entonces entenderá también por qué lo acontecido ayer al filo de la medianoche, cuando Pedro Pablo Kuczynski se dirigió a la nación, no tiene precedentes en la historia del desparpajo político. El presidente pretende burlarse del país negando vinculación y conflicto alguno de intereses con la empresa a la que él mismo le facilitó el camino para hacerse con la concesión de la Interoceánica. Y por esta concesión los mafiosos pagaron una coima de 20 millones dólares al prófugo Toledo.

El presidente está utilizando la más burda de las maniobras haciéndose pasar por “víctima” de la corrupción de Odebrecht, empapelando a la audiencia con galimatías empresariales y societarios que solo demuestran cómo operó cuando fue ministro y después de serlo con respecto a Odebrecht. ¡Que no nos venga a ver la cara de estúpidos!


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,