toggle menu

Opinión


19 Agosto, 2017.

Bomba de tiempo

PPK se está jugando su viabilidad y legitimidad. Nada menos.

La huelga de los maestros se ha convertido en un grave problema para el gobierno. Evidencia la falta de políticos y el exceso de tecnócratas que están paralizados sin dar soluciones para desbloquear la situación. A ojos vista no solo no hay avances sino que se está creando desgobierno e incertidumbre letal para la legitimidad de un gobierno que recién comienza su segundo año.

Los maestros están pidiendo un aumento que todo el mundo entiende. Sus remuneraciones son tan cortas que no alcanzan para mantener a ninguna familia. El aumento salarial ha estado en todas las campañas electorales pero al momento de concretar todo resulta difícil.

La educación debe ser prioritaria, pero el presupuesto asignado sigue siendo exiguo para la primaria, la secundaria y la educación universitaria. Hay dinero para los Panamericanos, pero no para atender pedidos totalmente justificados en los que está en juego la vida y la salud de quienes imparten los valores y conocimientos indispensables para que el país avance. La Educación es la última rueda de un coche que no puede avanzar y —lo que es peor— no hay voluntad política para solucionar el tema.

PPK está jugando con fuego. Las calles están más convulsionadas que nunca y los estudiantes en peligro de perder el año. Ninguno de los pasos que el MINEDU ha dado ha tenido buenos resultados. Hay caos en los colegios, reprobable violencia represiva contra los maestros, falta de estrategia y de operadores políticos.

Mientras PPK se rehúse a rodearse de gente que haga política en el mejor sentido, ni esta ni otras bombas que vendrán podrán ser desactivadas. Se está jugando su viabilidad y legitimidad. Nada menos.


Etiquetas: , , , , ,