toggle menu

Opinión


26 Octubre, 2017.

Bolivia: ¡qué pajas son los cholets!

Los cholets de El Alto (mezcla de "cholo" y "chalet") se han convertido en un símbolo clave del brutal crecimiento de Bolivia, y en una muestra de que el enriquecimiento no necesariamente tiene que ser sinónimo de alienación.

Paolo Benza

| Columnista

Los cholets de El Alto (mezcla de “cholo” y “chalet”) se han convertido en un símbolo clave del brutal crecimiento de Bolivia en los últimos años. Pero también en una muestra de que el enriquecimiento no necesariamente tiene que ser sinónimo de alienación.

La historia de estos edificios, que ahora abundan en el suburbio antes pobre de La Paz, es casi siempre la misma. Un boliviano de ascendencia aimara, pobre y marginado, hace plata dedicándose al comercio durante los años de bonanza macroeconómica. ¿Qué hace con esa plata? Obvio, la casa propia. 

Pero aquí está el detalle: él, “nuevo rico” a quien siempre le han dicho que su cultura es despreciable, no se muda a una fina residencia en la zona sur de La Paz. No. Se queda en El Alto y, en cambio, manda construir un edificio ultrarrecargado con todos los motivos aimaras que la gentita de la zona sur llama huachafos.

Los cholets, además, entienden perfectamente un concepto al que Lima recién se está abriendo: la eficiencia en el uso mixto del suelo. En el primer piso siempre hay un salón de eventos para alquiler; en los siguientes, pequeños comercios; en los últimos, los departamentos de los hijos de la familia; y arriba, en la azotea, la casa del patriarca, del mandamás —con sus interiores de lujo— que lo domina todo.

Si algún día van a La Paz conozcan El Alto, la zona de Villa Adela. No se imaginan la plata que se mueve allí. Y lo pajas que son los cholets.


Etiquetas: , , , , , ,