Connect with us

Opinión

Bitácora de marzo

Publicado

el

Al igual que Luis Miguel, este mes la política peruana siguió exhibiendo una performance bastante inconsistente.



En un partido de fútbol hay un árbitro. Este árbitro es un personaje que acompaña todas las jugadas y está ahí pendiente de supervisar el cumplimiento de las reglas de juego, pues se parte de la premisa de que los protagonistas pueden excederse o irse de mano, generarse situaciones confusas e incluso hacer trampa. Por lo mismo, el árbitro no está sentado en una oficina esperando que las cosas ocurran sino que está involucrado en la propia dinámica. Eso le permitirá adelantarse con señalamientos, supervisar, llamar la atención, explicar lo que está pasando y sobre todo cuidar el juego.

Y eso es lo que está faltando en la lógica de los acuerdos comunales con las mineras: un acompañamiento permanente y una supervisión en la “cancha de juego” mientras dure el acuerdo. Una vez resuelto el tema, el Estado lo abandona porque lo considera un asunto privado, cuando en realidad se trata de un contrato social que requiere de una supervisión permanente. Por eso ocurre lo que ocurre en los conflictos mineros: porque no hay supervisión ni un seguimiento pormenorizado de temas que involucran negociaciones, intereses, producción, reclamos, economía y desarrollo.

El resultado (una vez más) es un conflicto como el de las Bambas: conflicto en el que los comuneros se quejan de que se han transgredido las reglas de juego y, a su vez, ellos en respuesta terminan haciendo lo propio. Hubo un acuerdo a mano alzada de 9000 comuneros, y más allá de eso la mina construyó una carretera sin consulta adicional. Ahora la pista está bloqueada con pérdidas para la mina y para el país.

Todo esto se da justo antes de la presentación del primer ministro en el Congreso para el voto de confianza y obviamente afectará el debate. Debate que se generará con personajes como Becerril (acusado de pedir una coima para remodelar su casa), Lescano (a punto de ser suspendido por conducta inmoral) y Viera (investigado por exigir 25 000 dólares a su propia familia para fines ilícitos). Debate que además se efectuará en medio de una discusión sobre las funciones de los congresistas en la semana de representación, tras las sorprendentes declaraciones de la vicepresidenta, quien declaró que la honestidad de sus colegas estaba en relación al sueldo que recibían y que por lo tanto había que aumentarlo (¿?).

Marzo, más allá de eso, transcurrió sin grandes sorpresas y de acuerdo con lo trazado. Salvador del Solar se está afianzando de a pocos, habla con lógica política y con presencia comunicacional. Ahora su reto será conseguir rápidos resultados para legitimarse.

La Fiscalía, por su parte, finalmente ha encontrado una línea de desarrollo sin obstáculos para el caso Lavajato. En ese sentido, la firma de un acuerdo entre la fiscalía y un empresario peruano israelí sepulta a Toledo. El empresario devolverá al Estado peruano 11.6 millones de dólares que, según ha afirmado, recibió a nombre del expresidente. Este último, además, fue recientemente detenido por unas horas en Estados Unidos al transitar el estado de ebriedad.

En marzo se dio también la noticia de que la Federación Peruana de Fútbol se encuentra casi quebrada, y se hicieron públicos los comentarios de su actual presidente en el sentido de que prefería que la selección pierda los partidos con el fin de no pagar los premios a los jugadores. Y es que de los 20 millones dólares de ahorro que tenía la FPF ahora queda un millón. ¿En qué se gastó tanta plata? Entre otras cosas, en publicidad para favorecer la imagen de Oviedo y, al parecer, también en abogados para defenderlo.

Este mes también se cumplió un año de la renuncia de PPK. Y el otrora símbolo de la economía efectiva ha declarado que Netflix está evaluando filmar su historia de vida y que mucho apreciaría que sea Salvador del Solar el actor que lo personifique (!).

Mientras tanto, Luis Miguel se presentaba en concierto. Pero, al igual que la política peruana, su performance fue bastante inconsistente. Se dice que le faltó fuerza y compromiso y que no estuvo a la altura de las expectativas, por lo que mucha gente terminó decepcionada. Veremos cómo viene abril.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Ignorancia

Seguir leyendo

Opinión

#EXCLUSIVO: Un nuevo “planeta” en la constelación del chuponeo

Seguir leyendo

Opinión

China vs. EE. UU.: ¿adónde iremos a parar?

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo