toggle menu

Opinión


4 Agosto, 2018.

Bitácora de julio

Audios, un mensaje sorprendente de Vizcarra, la nueva Mesa Directiva del Congreso, Oviedo, el frustrado viaje de PPK y más

El presidente de la república fue al Parlamento y para muchos sorprendió con su mensaje, en líneas generales mucho mejor que los de sus antecesores. Presentó una mirada clara que expresa manejo del cargo y esto le da cierta seguridad aunque a la vez genere preguntas y cuestionamientos: ¿puede un presidente anunciar una consulta sobre la no reelección parlamentaria de la noche a la mañana? ¿No se trata de una medida populista, tal vez incluso de una provocación?

Más allá de ello, con esta iniciativa lo que está haciendo Vizcarra es neutralizar cualquier posible tentación obstruccionista del Congreso. Sabe que al plantear una consulta popular sobre la no reelección el apoyo ciudadano será masivo y, al proponer un referéndum, introduce al debate la participación y los sentimientos de la gente. De esta forma ya no son dos los grandes protagonistas del debate político sino tres: porque se abre un nuevo espacio de decisión a través de referéndums. Este juego de ajedrez es audaz pero peligroso, viable pero provocador, democrático pero ppotencialmente conflictivo.

Todo lo anterior coincide con la renovación de la Mesa Directiva del Congreso y con el hecho de que ahora toda la mesa es de Fuerza Popular, agrupación que se ha ido quedando sola (por lo menos en las formas). El nuevo presidente del Parlamento tendrá que hilar con mucho cuidado esta nueva legislatura porque cualquier error golpeará de lleno a su partido.

El telón de fondo del mes de julio ha sido obviamente la difusión de los audios por capítulos, uno a uno de una corrupción generalizada, pandémica y organizada que en realidad a nadie sorprende. ¿Alguien pensaba que no era así? Sorprende el nivel de impunidad y complicidad con el que hablaban y actuaban los protagonistas de estos audios. Hasta mencionan al propio presidente, lo que habla de los niveles que pretendían abarcar.

Ahora la tarea del Ejecutivo y del propio Congreso será investigar todo lo que viene sucediendo, sin dejar de lado Lava Jato y otras investigaciones sospechosamente atascadas. Una cosa es clara: si esta tarea finalmente es bien realizada, varios expresidentes, exgobernantes y otros funcionarios terminarán capturados o detenidos. Y la pregunta es si el sistema político peruano está preparado para afrontar ese proceso sin complicidades y manipulaciones. Hay diversas posiciones en la Fiscalía y hasta intereses y/o enfrentamientos. De ahí en parte la discusión en torno a la elección del nuevo fiscal de la nación, quien a pesar de poseer sus propios y serios cuestionamientos ha empezado a destrabar investigaciones que estaban extrañamente silenciadas. Se ha avanzado en dos semanas más que en los últimos meses.

Mientras todo esto transcurre, un nuevo papelón está en curso, una nueva historia de más de lo mismo pero esta vez con matices altamente delictivos: el de la Federación Peruana de Fútbol. El señor Oviedo está acusado de gravísimos delitos y se niega (al estilo Burga) a dar un paso al costado. Obviamente los reflectores siguen de cerca esta novela policial y a solo un año de los Panamericanos. ¿Qué sería lo recomendable para una persona con acusaciones de ese tipo si liderara una empresa pública? Pero aquí no sólo no da un paso a un costado, sino que su aferramiento al cargo podría destruir lo avanzado.

Tan importante como enfrentar la corrupción es desarrollar estrategias de superación de un subdesarrollo institucional y psicológico instalado en los peruanos, y que hace que en nuestro país sucedan cosas inimaginables en otro lugar. Lo que en otro país sería de sentido común resolver aquí prácticamente se convierte en una excepción. Y el caso Oviedo es uno de ellos.

Mención aparte merece el pedido de PPK para salir del país a un chequeo médico coronario. Llama la atención ese trámite pues casi cualquier estudiante de Derecho hubiese advertido que el permiso iba a ser denegado. ¿Por qué entonces solicitarlo? Su tramitación casi pasa entre gallos y medianoche.  No sería improbable que existan otras razones detrás de esa solicitud y ojalá no sean razones médicas distintas a lo expresado por su abogado.


Etiquetas: , , , , , , , , , ,