toggle menu

Opinión


11 Febrero, 2018.

“Atrazo menstrual”

Respetaría muchísimo a los opositores a la legalización del aborto si en vez de marchas organizaran campañas de protección en beneficio de las niñas y adolescentes violadas, o recolectaran fondos para construir buenos orfelinatos y un sistema de protección social sostenible.

Quisiera comprender por qué hay tanto fanatismo contra la legalización del aborto. ¿Pensarán que si se pronuncian a favor irán directamente al infierno y que ni siquiera la compasión hacia las víctimas de violación les ganará indulgencias?

Me pregunto si esas personas que hoy alzan su airada voz contra el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo serían capaces de adoptar a un niño producto de una violación, que carga los genes de una persona perturbada. ¿Podrían darle educación, cariño y valores? ¿Asegurar su futuro? Imagino que algunos únicamente para demostrarle al mundo que son solidarios y desprendidos, pocos por real filantropía o a costa de su propio interés. El voluntariado por convicción es un bien escaso en el Perú.

De acuerdo con la información proporcionada por la PNP (que dista mucho de reflejar nuestra realidad, escondida por el temor al repudio social o la reprensión familiar): durante el 2016, 1824 menores de 14 años y 1944 entre 14 y 17 años fueron violadas, principalmente por familiares y amigos. Ello ha determinado la proliferación del negocio de aborto clandestino. Imaginamos que tienen bien aceitadas a las autoridades municipales, de otra manera, no se explica la cantidad de cartelitos mal escritos publicitando soluciones al  “atrazo (sic) menstrual”, en varios distritos de Lima. También hay abundante oferta en Internet, menos improvisada pero igualmente ilegal. Las redes sociales han convalidado el delito, lo han puesto al alcance de todos sin asumir ninguna clase de responsabilidad.

“Atraso Menstrual Lima: te ofrecemos la mejor alternativa a tu salud. Si tienes un embarazo no deseado, no te preocupes más,. Tenemos amplia experiencia para asegurar en todo momento tu integridad física. No permitas que el tiempo avance: decídete ya a solucionar tu problema de atraso menstrual no deseado”, reza uno de esos anuncios.

El aborto clandestino es la segunda causa de muerte en madres adolescentes (29%), y se hace a vista y paciencia de todos los detractores de la legalización del aborto, que en este caso prefieren guardar fariseo silencio. Respetaría muchísimo a los opositores si en vez de marchas organizaran campañas de protección en beneficio de las niñas y adolescentes violadas, o recolectaran fondos para construir buenos orfelinatos y un sistema de protección social sostenible.

Sé que igual se enfrentarían a una sociedad hipócrita y egoísta, pero el esfuerzo y la coherencia resultarían admirables. Marchar sin asumir ninguna otra responsabilidad en la solución del problema carece de todo valor. La opción del aborto seguro es un derecho que nuestra sociedad le está negando injustificadamente a las mujeres del país. Legalizarlo no se traduce en convalidar su uso indiscriminado, al contrario, significa erradicar practicas furtivas, reducir la tasa de mortalidad adolescente y, sentar un legítimo precedente de cómo solucionar un grave problema con la razón y no con las emociones.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,