toggle menu

Opinión


3 Agosto, 2015.

Atrápame si puedes

Inician megaoperaciones policiales en Lima.

Manuel Eráusquin

| Columnista

Empezó la avanzada contra el crimen del ministro del Interior José Luis Pérez Guadalupe. Megaoperaciones policiales en las zonas más rojas de Lima buscan desarticular circuitos delincuenciales. Ya se efectuó una el viernes pasado en San Juan de Lurigancho, un despliegue piloto para calentar motores y ensayar acciones tácticas. Hasta el momento suena bien.

Sin embargo, se necesita mucho más para doblegar al crimen organizado que nos amenaza cada día: la reforma policial es clave en esta lucha; no hay manera de pretender el éxito si tenemos agentes del orden que trabajan para el enemigo. Allí, hay un ‘detalle’ para resolver.

Entonces, desde esa mirada, que nadie se ofenda: en el Perú a la policía no se le respeta; más bien se le teme. Un temor que se fundamenta en la corrupción de muchos agentes del orden. No son todos, eso está claro. Pero que son varios y que manchan el uniforme es una realidad comprobable.

Desde las coimas de tránsito, sobornos en la cárceles y cuadros policiales aliados al hampa. No se puede negar si se desea limpiar las calles de los hampones. Es decir, la policía debe tener estatura moral para cumplir su misión. Ahora, el tema salarial también resulta crucial. Invertir en la policía no es solo proveerlos de mejor armamento: sueldos dignos es el mejor blindaje contra la tentación de la plata mal habida.   

Sin duda, queda mucho por hacer, pero la decisión de luchar sin cuartel contra la delincuencia no debe sucumbir. No hay tiempo para planes fallidos: el crimen tiene demasiada ventaja.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,