Connect with us

Opinión

Antielusión: entre broncas e intereses

Publicado

el

El Decreto Legislativo 1422 es una papa caliente por los intereses que afecta, al identificar al director de las empresas o al directorio como “responsables solidarios” de la deuda tributaria generada por elusión.



 

Elusión no es lo mismo que evasión. La primera es el ahorro en pago de impuestos a través de actos lícitos. La segunda es un delito, una infracción a la ley a través de prácticas como la doble contabilidad o las facturas ficticias más un gran etcétera.

La ley llamada norma XVI –promulgada por Ollanta Humala en el 2012– busca identificar los mecanismos de elusión que usan los grandes estudios de abogados para proteger las fortunas de sus clientes con el fin de que no paguen impuestos o paguen menos. La norma desde esa fecha no se ha aplicado por falta del reglamento que detalle los casos de elusión. Y, como es fácil imaginar, los sectores empresariales están en shock: califican la ley como agresiva y desalentadora de la inversión privada.

Piden que no se aplique desde 2012, y esperan su derogación o en último caso, su dilatación. El MEF, por el contrario, la considera indispensable para aumentar la recaudación. Salvador del Solar ya se pronunció a favor, aunque tendrá que enfrentar una activa oposición empresarial y política.

La llamada norma XVI del Código Tributario permite que la SUNAT pueda identificar las conductas elusivas mediante la verificación de los actos de las empresas. Hasta el 2014 no se implementó y el Congreso suspendió su aplicación, para que el MEF elaborara el reglamento con parámetros de fondo y forma. Kuczynski y sus ministros de Economía no movieron el tema hasta que el exministro David Tuesta quiso introducir mejoras a través del Decreto Legislativo 1422, que en setiembre del 2018 autorizó que la decisión del auditor fuera elevada a un comité revisor formado por tres funcionarios de la administración pública. Así, el auditor puede cerrar cada caso y SUNAT declarar que la entidad empresarial o particular ha eludido impuestos.

El Decreto Legislativo 1422 es una papa caliente por los intereses que afecta, al identificar al director de las empresas o al directorio como “responsables solidarios” de la deuda tributaria generada por elusión. Además, la SUNAT coloca la elusión en la lista de situaciones en las que presume dolo, y se imputa responsabilidad a los representantes legales cuyo patrimonio puede ser usado para pagar la deuda al Estado. Palabras mayores.

El Decreto Legislativo 1422 contempla que el director de cada empresa revise las movidas tributarias internas para aprobar, ratificar o desmontar cualquier actividad sospechosa. Y tienen hasta el 29 de marzo –que ya está cerca– para señalar las actividades ilícitas que generarán multas hasta por el 50% de las deudas por elusión. Mientras tanto, en la Comisión de Constitución hay oposición a que los directores sean responsables solidarios y a que la norma se aplique desde 2012.

¿Será posible aumentar la recaudación tributaria sin recurrir a la norma XVI ni al Decreto Legislativo 1422?

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

De su propio chocolate

Seguir leyendo

Opinión

Gasoducto: ¿Por qué es tan difícil caminar derecho?

Seguir leyendo

Opinión

#ESCÁNDALO: Informe internacional identifica 34 funcionarios del Gobierno cómplices de lavado de madera producto de tala ilegal

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo