Connect with us

Opinión

Amor al chancho y a los chicharrones

Publicado

el

En plena campaña contra la revocatoria, la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, agradeció a las personalidades que habían prestado su imagen pública para apoyar el NO. Resaltó su desprendimiento, agregando que no habían cobrado un Sol por su participación. En efecto, no cobraron. Cobraron después.



Una serie de actividades realizadas para la Municipalidad de la ratificada alcaldesa da cuenta de ello. No tiene nada de raro, obviamente, cobrar por trabajar. El punto es si la alcaldesa contrató para trabajar en otras actividades a quienes públicamente se pronunciaron por el SÍ. En otras palabras, de lo que se trata es de si la alcaldesa favoreció a sus amigos y adversarios, no decimos por igual, pero por lo menos en la proporción adecuada a las circunstancias, para que no la llamen “argollera”. 
No parece ser el caso.
Se viene discutiendo ampliamente estos últimos días la falta de límites entre los intereses públicos y privados que se traducen en el hecho del favor personal de una autoridad hacia cofradías de amigos que piden esto o aquesto. Las críticas, entonces, también alcanzan a la alcaldesa. Y por lo menos en esto, la izquierda le sigue los pasos a la derecha. 

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Montenegro es como es

Seguir leyendo

Opinión

Ignorancia

Seguir leyendo

Opinión

#EXCLUSIVO: Un nuevo “planeta” en la constelación del chuponeo

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo