toggle menu

Opinión


25 Enero, 2018.

¡Adiós al subsidio solapado!

Algunos de estos medios de prensa prácticamente sobreviven gracias a la generosidad (con dineros públicos) de los gobiernos de turno.

Invitado

| Columnista invitado

No veo ninguna amenaza a la libertad de expresión o de prensa en el proyecto de ley presentado por el congresista Mauricio Mulder, que busca prohibir que el Estado publique sus avisos en medios de prensa privados. Que el Estado venga publicando en dichos medios edictos, notificaciones y demás avisos de algunas entidades públicas —todos sin ninguna trascendencia, importancia o urgencia— solo reafirma que se viene utilizando equivocadamente este mecanismo de subsidio solapado para favorecer a determinados grupos económicos.

De hecho, algunos de estos medios prácticamente sobreviven gracias a la generosidad (con dineros públicos) de los gobiernos de turno. Y si bien existe una ley que regula este tema, lamentablemente al no ser lo suficientemente clara y tajante es que hoy la citada norma es virtualmente letra muerta. Por ello es imperativa y necesaria esta iniciativa legislativa.

El Estado tiene el mayor canal de televisión del país (con llegada a los últimos rincones del territorio nacional), posee algunas radios de alcance local, regional y nacional así como un diario oficial, además de los portales de las diferentes entidades del Estado, los cuales pueden tranquilamente publicar toda información referente a sus temas. En tiempos en que la interconexión digital se encuentra acaparando prácticamente el acceso a la información, pensar que la prensa escrita —la que más ha reclamado y que, por coincidencia, es justamente la más venida a menos— constituye una efectiva herramienta para comunicar noticias resulta un tanto desfasado, sino arcaico.

Demás está mencionar que el tiraje de las ediciones impresas de los principales medios del país es uno de los secretos mejor guardados. ¿Por qué será?


Etiquetas: , , , , , , , , ,